La edad toca a la puerta

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

La edad es una dama traviesa que, en ocasiones, se disfaza de recién nacida, niña, adolescente o joven, y otras veces, en cambio, se presenta con el vestuario de la madurez o de la ancianidad. No toca a la puerta ni tiene la costumbre de asomar a las ventanas. Simplemente llega y se hospeda en la gente, en las criaturas de la naturaleza, en las cosas. Es pintora y escultora. Su lienzo es la piel, la textura, cuanto encuentra a su paso. Allí deja sus poemas y sus epitafios. Es, sencillamente, una enamorada incorregible que deja huellas donde camina y en lo que toca. Asusta a las personas que asoman al espejo y definen arrugas, desarreglos y canas. Está al servicio de la vida y de la muerte. Es compañera de un tipo indiferente -el tiempo-, que no tiene…

View original post 211 more words