Por ser distintos

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Por ser distintos, mis hermanos y yo sufrimos lo indecible en el colegio. De ninguna manera nos sentíamos, ante los demás, superiores ni inferiores. Respetábamos a la gente, a nuestros compañeros y a los profesores. Éramos educados y teníamos sentimientos nobles. Veníamos de un hogar maravilloso, de una casa vestida de amor, bien, unidad y valores. No había, en nuestro núcleo familiar, malos ejemplos ni vulgaridades.

En mi caso, que soy el mayor de cinco hermanos, me resultaba imposible, por convicción, pronunciar groserías, hablar mal de los demás y tratar asuntos impregnados de bajeza y morbosidad. En mi casa, al lado de mi padre, mi madre y mis hermanos, el ambiente era familiar, siempre con amor, tolerancia, respeto y convivencia, motivo por el que no entendía el motivo de causar daño moral, físico, mental o psicológico a los demás…

View original post 2,217 more words