Una hoja de árbol, una hoja de papel

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Las hojas que, pacientemente, brotan y crecen en los árboles, hasta un día desprenderse por las caricias del viento y formar alfombras doradas, amarillas, naranjas y rojizas, que exhalan los suspiros y las fragancias de la naturaleza -el aire, la lluvia, el calor, la humedad, el frío, la tierra, la nieve-, son fieles a su origen y a sí mismas, no renuncian a su esencia y siguen sus encomiendas, sus motivos y sus rutas. Enseñan tanto, a pesar de sus silencios. Aunque estén rotas y ya no reciban los nutrientes que las alimentaban, reconocen de dónde vinieron y no olvidan su destino. Al fundirse en la tierra, en el barro, se perciben el aroma de los árboles, el perfume de los bosques, con todos sus encantos. Iguales son, me parece, las hojas de papel que, también, llevan consigo los…

View original post 112 more words