Cuando la insignificancia se siente deidad

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Tan insignificantes son, que apenas conocen y manipulan una porción minúscula de la vida y del universo, y se sienten dioses, deidades capaces de alterar, deformar, controlar y destruir a la humanidad. Lamentablemente, la ciencia se encuentra encarcelada; es rehén de científicos mercenarios y sin escrúpulos, al servicio de una élite poderosa económica, política y militarmente, con intereses y objetivos despiadados. Son ellos quienes, respaldados por los dueños del poder global, están atentando contra millones de seres humanos en el mundo. El conocimiento es ambivalente y, por lo mismo, es posible utilizarlo para bien o para mal, y lo que está haciendo la comunidad científica a la que me refiero, que es la que recibe el apoyo de la élite mundial, es dedicarla a lo negativo, a desgarrar a millones de personas, a contaminar, a alterar el orden de…

View original post 188 more words