Rutas de un viajero: Capítulo II. Un paseo a Tzintzuntzan colonial

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Fotografía: Lázaro Alejandre Gutiérrez

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Ya marchitas por los días, por el sol, por el viento, cual dulces y melancólicas ancianas que solo esperan el ocaso de la existencia, las flores blancas y amarillas, todavía envueltas en los perfumes del ambiente campirano, yacen sobre las tumbas solitarias y tristes, empeñadas en adornar, en sus horas postreras, las moradas de los muertos, gente que rió y lloró, niños que jugaron, adolescentes que tuvieron ilusiones, jóvenes que soñaron y se enamoraron, adultos que protagonizaron sus historias, ancianos que contaron los minutos, los meses, los años, entre los que hilvanaron sus añoranzas y sus viejos relatos.

En un lado y en otro, en los dos cementerios que, con su enigma y policromía, dan la bienvenida al viajero, a quien llega al poblado de adobe y teja -Tzintzuntzan-, se distinguen las flores que cubren…

View original post 2,035 more words

One thought on “Rutas de un viajero: Capítulo II. Un paseo a Tzintzuntzan colonial”

Comments are closed.