Rey Misterio: Lucha y Superación

Por Mario A. Cortez

Foto / Alfonzo Lorenzana

Ser optimista y mantenerse determinado ante la adversidad es difícil para muchos. Aun así, siempre hay algo por que luchar, aunque se vea poca esperanza.

Rey Misterio, ex luchador de talla mundial, ha enfrentado muchas dificultades en su camino a volverse una leyenda de los cuadriláteros. A pesar de enfrentar momentos amargos en su carrera y vida personal, él siempre ha se ha enfocado en salir adelante.

“Aun con todo lo que debe que cargar un luchador, mi cosa favorita de luchar siempre ha sido traer a la vida a el personaje de Rey Misterio, el cual es muy querido por muchos”, dijo Misterio a La Prensa San Diego en una entrevista.

Rey Misterio, cuyo nombre de pila es Miguel Angel López, cree que tenía como destino ser luchador.

Su afición a la lucha libre comenzó a muy temprana edad, cuando un grupo de vecinos de su barrio fue a una función de luchas en su natal Tijuana. Fue esa noche en la que nació dentro de López la afición por la lucha libre.

Con el paso de los años, López recibió entrenamiento por parte de figuras locales dentro de la lucha libre tijuanense como el “Chamaco” Martinez, El Marinero, y Maravilla Blanca.

El 6 de enero de 1976, López recibiría la oportunidad de debutar como luchador profesional ante un lleno total en el Auditorio de Tijuana. Esa noche nació la persona de Rey Misterio, nombre que proviene de la fecha en la que debutó, el Dia de Reyes, y por la necesidad de mantener en misterio su identidad, esto debido a que López no quería que su familia se enterara que era luchador.

Desde esa noche, y en cada función en la que se presentaba Rey Misterio, el personaje de López se comenzaba a ganar el respeto y cariño de la afición tijuanense. Con cada lucha, López también sometia a su cuerpo a una serie de impactos muy fuertes.

Durante su etapa como luchador profesional, el personaje de Rey Misterio subió a el rombo de batalla de seis por seis en las más importantes arenas de Mexico, al igual que plazas en Estados Unidos y varios paises mas.

A pesar del amor a su profesión, López afirma que durante sus largas giras el sentia que más que su salud, su sacrificio más grande era no estar con su familia.

“Yo estuve fuera durante fechas muy importantes y eso siempre me pesó muchisimo”, aseguró. “Esta forma de vida te da mucho pero te quita cosas que no tienen precio”.

Rey Misterio sin su mascara

El Legado de Rey Misterio como luchador incluye varios campeonatos nacionales y la formación de luchadores tijuanenses quienes se han vuelto figuras internacionales como Damian 666, Konnan, Psicosis, Extreme Tiger y Rey Mysterio Jr., quien es sobrino de López.

En una función realizada en Denver, Colorado, López lucho contra La Parka, uno de los personajes favoritos entre los aficionados a la lucha. Durante su enfrentamiento, López recibió un golpe que le provocó espasmos musculares y a los dias le causó mucho dolor.

“En este deporte hay un gran riesgo y siempre termina uno sacrificado por el aficionado”, compartió López. “Cuando un luchador se siente bien físicamente jamás quiere que eso se acabe”.

Una noche, al levantarse de su cama, López sintió que las piernas ya no le reaccionaban y entró en desesperación y pánico.

“Me arrastré hacia un sofá y me senté, luego me quise suicidar”, confesó López. “Fue tan fuerte la depresión que sentí en ese momento que intente matarme”.

Con la fuerza para seguir con vida, López se sometió por varios meses a estudios médicos y tratamientos. Eventualmente, la lesión que sufrió finalmente le costó el uso total de sus piernas.

Durante una terapia y tras hablar con amigos, López vio que tenía un propósito más grande que simplemente ser Rey Misterio.

Encontrando inspiración en su cristianismo, López ahora vive nueva etapa como orador motivacional y busca impartir consejos y ejemplos de las experiencias que ha tenido, tanto como figura pública como en su vida privada.

López mas que nada busca llevar esperanza a gente con discapacidades, ya que el conoce de primera mano lo aterrador que puede llegar a ser perder el uso de las extremidades.

“A la gente discapacitada con la que hablo siempre le hago saber que que la vida no se acaba estando en una silla de ruedas, todavia se puede vivir una vida plena”, afirmó López. “Les comparto mi testimonio de vida y les aconsejo que no caigan en cadenas de pensamientos negativos”.

Durante sus presentaciones, López también realiza convivencias con el público, creando así un enlace más personal con quienes escuchan su mensaje.

“Aveces cuando platico con gente de la audiencia me preguntan más acerca de mi vida, mas acerca de como me supere psicológicamente de mi lesión y varias cosas”, mencionó.

“A veces también me preguntan si me quito la mascara para dormir o para bañarme”, López agregó en tono de broma.

Sin perder de vista lo más importante, López siempre recomienda a todos no tener miedo a la hora de enfrentar nuevos retos, por tan intimidantes que estos sean.

“Yo he sobresalido en mi vida personal y como luchador por mi audacidad”, concluyó López. “Siempre el mundo ha sido para los audaces”.